La tasa de inflación en Estados Unidos cayó una décima en enero y llegó al 6,4% en la comparación anual

Publicidade – OTZAds

Los tasa de inflación se mantienen por encima de los objetivos del gobierno Esto fue impulsado por mayores costos de vivienda y energía. Crece el debate sobre el impacto de las subidas de tipos de la Reserva Federal

La tasa de inflación anual compuesta en Estados Unidos volvió a caer en enero por séptimo mes consecutivo, hasta el 6,4 %, una décima por debajo de la registrada en diciembre, según los datos difundidos este martes por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

Publicidade – OTZAds

Mensualmente, sin embargo, los precios al consumidor suben medio punto mientras analizamos si las subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) tendrán un efecto de reducción de precios.

“El índice de vivienda fue, con mucho, el mayor contribuyente… representando casi la mitad del aumento mensual de todos los artículos”, dijo el informe, y agregó que los índices de alimentos y gasolina también contribuyeron.

Al mismo tiempo, el informe de precios al consumidor publicado por el gobierno el martes mostró que las presiones inflacionarias siguen siendo persistentes en la economía estado unidense y deberían impulsar los aumentos de precios a lo largo del año.

El índice de precios al consumidor (IPC) subió 0,5% m/m en enero como lo esperaba el mercado notificado al Departamento de Trabajo, mientras que el IPC de diciembre fue revisado a la baja entre -0,1% y -0,1%.

Publicidade – OTZAds
La tasa de inflación en Estados Unidos cayó una décima en enero

Por su parte, el IPC subyacente (índice de precios que excluye productos frescos y energía por su alta volatilidad) aumentó un 5,6% en un año, tras avanzar un 5,7% en diciembre.

La Fed elevó agresivamente la tasa de política a un máximo de 15 años el año pasado para frenar la inflación galopante.

El objetivo de la Reserva Federal es controlar el endeudamiento y el gasto, ralentizar la contratación y aliviar la presión que sienten muchas empresas de aumentar los salarios para encontrar o conservar empleados.

Publicidade – OTZAds

Las empresas a menudo trasladan los costos laborales más altos a los clientes en forma de precios más altos, lo que alimenta la inflación.

Hasta ahora, la mayor parte de la desaceleración de la inflación se debe a cadenas de suministro más fluidas y precios más bajos de la gasolina.

Sin embargo, las ocho subidas de tipos de interés de la Reserva Federal desde marzo del año pasado no han tenido un impacto apreciable en el mercado laboral estado unidense, que sigue funcionando muy bien.

El desempleo cayó al 3,4%, el mínimo en 53 años, y las ofertas de trabajo siguen siendo altas. A su vez, la solidez del mercado laboral ha ayudado a respaldar el gasto de los consumidores, que es una gran parte de la economía estadounidense.

Los salarios promedio están creciendo a un ritmo rápido de alrededor del 5% año tras año.

Estos aumentos salariales, repartidos por toda la economía, tienden a hacer subir el precio de los servicios intensivos en mano de obra.

LEA TAMBIÉN

Powell ha señalado en repetidas ocasiones los fuertes aumentos salariales como un factor que impulsa los precios de los servicios públicos y mantiene alta la inflación, incluso cuando es probable que caigan otras categorías, como los alquileres.

Muchos economistas esperan que la inflación caiga a alrededor del 4% para fin de año.

Pero puede detenerse ahí, siempre y cuando los aumentos de contratación y salarios sigan siendo fuertes.

En ese caso, la Reserva Federal podría verse obligada a mantener altas las tasas de interés hasta 2024, o incluso continuar elevándolas este año.

plugins premium WordPress