La economía ya utilizó el 37,4% de los US$ 1.000 millones para recomprar bonos

Publicidad

A pesar de la intervención del dólar en el Mercado de Economía , el Banco Central perdió reservas y apenas logró cerrar la brecha oficial.

El Ministerio de Economía ya gastó el 37,4% de los mil millones de reservas internacionales en la operación de recompra anunciada por el titular de la cartera, Sergio Massa.

Según estimaciones privadas, realizó transacciones por US$374 millones al 31 de enero.

Publicidad

Al respecto, el analista de mercado y economista Salvador Vitelli señaló que hasta el momento el 92% de los bienes recomprados por el gobierno corresponden a valores cuyo código de identificación es GD30.

Es decir, el título global en dólares con vencimiento en 2030, que es la ejecución de operaciones de Contado con Liquidación más utilizada.

El segundo en importancia fue GD30 al 5% y GD38 y 29 al 1% cada uno.

Publicidad

Si bien la operación fue anunciada por las masas como un mecanismo para mejorar el perfil de vencimiento de la deuda en dólares, en el mercado se interpretó como una forma de demostrar formalmente que el Banco Central intervendrá abiertamente para controlar el precio del dólar financiero.

Lo cierto es que la solicitud de recompra ha causado mucha polémica dentro y fuera del país.

La semana pasada se conoció que los líderes del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijeron a las autoridades argentinas que no consentirían, porque el gobierno tiene muy pocas reservas de efectivo para financiar esta operación.

La economía ya utilizó el 37,4% de los US$ 1.000 millones

Por otro lado, Palacio de Hacienda salió a promocionar que ya obtuvo la aprobación de dos bancos internacionales y un fondo soberano para un crédito tipo REPO (Repo) que le permitirá acceder a alrededor de 2 $500 millones para financiar la recompra, pero eso aún no ha sucedido.

Las negociaciones siguen siendo secretas.

Luego de comprar casi US$ 2.000 millones en diciembre gracias a la segunda edición del “dólar soya”, la dinámica de intervención del BCRA en el MULC presentó un quiebre a mediados de enero, destaca Ecolatina.

La entidad comandada por Miguel Pesce vendió US$ 476 millones en las últimas 11 vueltas de enero, de los US$ 285 millones que compró en las primeras 11 vueltas del año, y la autoridad monetaria cerró el mes con una pérdida neta de US$ $191 millones fue ligeramente superior a los $136 millones vendidos en enero de 2022.

Y en febrero el problema se agudizó, porque estacionalmente disminuye la demanda del peso, lo que viene acompañado de una menor cantidad de dólares producto del avance de los programas del ‘dólar soja’.

“Como para un nuevo mes, el contexto muestra que el escenario cambiario en febrero es en general más difícil que en enero: en 15 de los últimos 20 años, el saldo neto del BCRA en el Mercado Único y de Libre Cotización (MULC) fue peor en febrero que en enero”, dice Ecolatina.

Además, la empresa advierte que, salvo nuevas acciones, “el escenario más probable es que la autoridad monetaria continúe con efectivo en febrero”.

El costo es alto para lo que se ha logrado en términos de estabilidad cambiaria. “El dólar blue presentó una diferencia de 102% (US$ 379) cuando la semana anterior cerró en 107%”.

La diferencia entre el precio oficial y el CCL, en cambio, es de 97% a 94% (US$364), mientras que en el MEP es de 92% a 90% (US$357)”, destacó Ecolatina.