Renfe pierde 108 millones de dólares en 2022 por los precios de la energía y Ómicron

Publicidad

Renfe ha hecho público este lunes los resultados preliminares del cierre de 2022, este resultado no ha logrado recuperar resultados, principalmente por el impacto de la subida de los precios de la energía y la caída del tráfico de viajeros, que aún sufre en el primer trimestre, años como resultado de la recuperación de casos producidos por variantes de Omicron.

La empresa del Ministerio de Transportes dijo que estos dos factores provocaron pérdidas antes de impuestos de 108,6 millones de euros el año pasado.

La compañía argumenta que el coste de la energía de tracción es de 630,1 millones de euros, 277,4 millones más que en 2021, por lo que esta partida de coste aumenta un 78,6%.

Publicidad

El peso específico de los costes energéticos, que en 2021 supusieron el 11% de los costes de explotación de Renfe, principal consumidor de electricidad en España, ascendió al 16,4% de los costes de explotación totales y supone la partida de mayor gasto de la cuenta de resultados, solo superada por los royalties y gastos de personal.

La cuenta de resultados también se vio sacudida por el impacto de la quinta ola del nuevo coronavirus. Prueba en el primer trimestre, los ingresos por venta de entradas fueron un 21,3% inferiores a lo previsto y los resultados del Grupo en ese periodo fueron mucho peores que en los otros tres trimestres (95 millones de pérdidas de enero a marzo frente a 13 millones de abril a diciembre).

Si los dos efectos especiales se consideraran de forma aislada, la empresa podría haber logrado un resultado positivo para todo el año sin cuantificar el pronóstico.

Publicidad

Mejora de ingresos

En el lado positivo, los resultados de Renfe mejoran gracias a unos datos de tráfico de 3.788 millones de euros, 844,8 millones más que el año anterior, un 28,7% más.

La cifra está en línea con los números registrados hasta noviembre

Los ingresos de Renfe Viajeros, principal motor del grupo, aumentan un 43,5%, mientras que Mercancías, la segunda filial, también mejora un 15,7% en este sentido.

Renfe pierde 108 millones de dólares en 2022

Incluyendo otros ingresos, las ventas brutas de Renfe ascienden a 4.127 millones de euros, un 27,5% más que en 2021.

Los resultados intermedios son fundamentales para obtener ganancias, el último ejercicio cerrado por suelo fue en 2019, con un beneficio total de 86 millones de euros (frente a 120 millones de euros en 2018) y unos ingresos similares de unos 4.000 millones de euros.

Conclusión

Renfe, la compañía ferroviaria líder en España, ha sufrido un duro golpe económico debido a la subida de los precios de la energía y los efectos de Ómicron.

La compañía reportó una pérdida de 108 millones de dólares en 2022, lo que tendrá implicaciones a largo plazo para sus operaciones.

Esta pérdida significativa podría resultar en que Renfe tenga que hacer cambios drásticos en su modelo de negocio y operaciones.

Es posible que se vean obligados a introducir medidas de reducción de costos, como reducir el personal, recortar rutas o aumentar los precios de los boletos.

Esto podría resultar en servicios reducidos para los clientes, lo que probablemente afectará la satisfacción del cliente.

Las implicaciones a largo plazo de esta pérdida financiera aún están por verse, pero está claro que Renfe debe tomar medidas si espera seguir siendo rentable en el futuro.

Deben encontrar formas de reducir costos sin dejar de brindar un servicio eficiente o arriesgarse a perder aún más dinero en el futuro.